El ‘bien supremo’ de Aristóteles

“¿Cuál es la meta de la vida?” Fueron las últimas palabras que me dijo mi papá cuando entre lágrimas me despedí de el en el Aeropuerto de la Cd. de México, hace ya un par de semanas.

-¿Ser feliz? Respondí -Entonces, se feliz! Me dijo. Y simplemente asentí con la cabeza.

En mi vida he experimentado situaciones que me han hecho sufrir mucho, pero que me han ayudado a crecer y madurar, y también… Han hecho que vea las cosas de manera diferente. Siempre he sido muy aprensiva y observadora…

De adolescente me escapé de mi casa unas 5 veces y eso me enseño que realmente la familia es lo único con lo que uno puede contar, y que tu casa es el único lugar donde siempre serás bien recibido y en donde puedes refugiarte.

Sólo he vivido 2 semana sola, y reconozco que en este momento no soy feliz… Y a menudo me encuentro pensando en aquello que no tengo, en aquello que me falta y en aquello que extraño, y es esto, lo que no me permite ser feliz.

Recuerdo que cuando cumplí 18, le dije a mi papá que deseaba ser como Peter Pan y nunca crecer, las cosas se complican cuando te conviertes en adulto, y esto es inevitable.

No queda más que aceptar lo que no se puede cambiar, y seguir adelante, me toco aprender esto a la corta edad de 5 años.

Deseo, poder apreciar más lo que tengo y la gran oportunidad que está ante mi, no cualquiera tiene la oportunidad de estudiar un semestre en el extranjero, y tiene acceso a todo lo que yo tengo, que son cosas que no sólo cubren mis necesidades, sino también son lujos que yo a veces los veo como muy seguros…

¿Mi mayor preocupación? Mi futuro… Que será de mi en 10 años, tendré un buen puesto en una empresa y adorare mi trabajo, estaré felizmente casada o comprometida? Tendré hijos o estaré embarazada?

Quisiera que mi mentalidad no fuera de una persona tan controladora y perfeccionista, quizá así me sería más fácil enfocarme en el presente y disfrutarlo. (Carpe Diem)

Pero hoy, y después de escribir esto, he podido organizar mejor mi mente y darme cuenta de lo que siento.

Hoy decido sonreír y ser feliz, y decido que el resto del tiempo que me queda viviendo aquí en Chile, pueda ser feliz.

Me doy permiso de disfrutar y capturar cada momento con la significancia que siempre le doy a todo, quiero hacer buenas amistades, y sobretodo, de ser feliz, sin importare lo que pueda pasar después.

BE HAPPY!!Instagram

Un comentario en “El ‘bien supremo’ de Aristóteles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s